sábado, 12 de diciembre de 2015

Primera toma de contacto con Hanoi

"Viajar es pasear por caminos inciertos" 

Hanoi

Llegué con mi compañera en este viaje a la ciudad de Hanoi después de tan sólo 18 horitas de viaje un 28 de agosto en 2014.

Diluviaba en la ciudad y el día estaba gris. Aunque claro, este dato en mis posts no son novedad.  
Era mi primera vez en Asia y a pesar de ir con buenos consejos e información sobre la facilidad de moverse por allí, para el primer traslado quisimos solicitar a nuestro Hotel (reservado desde España) el traslado de aeropuerto a alojamiento. Comodona que es una, pero la verdad que por lo que nos costó después de un viaje tan largo mereció la pena.
Datos del hotel

Después de casi una hora de trayecto llegamos al destino. Hora que no fue en vano y en tan sólo ese tiempo aprendí que:
1. Si diluvia LA VIDA SIGUE. El ritmo de la ciudad no para aunque lo único que yo veía era cortina de agua. En lo mejor de los casos, paran su moto allí donde les pilla la lluvia (literalmente, en medio de autopista o calle peatonal, donde también hay motos ¡claro!) se plantan una capa y a seguir circulando.
Una bolsa en la cabeza también sirve
2. En bicicleta se puede transportar cualquier cosa, desde jaulas de madera con gallinas hasta un puesto ambulante de dulces
3. Que la moto es un medio de transporte familiar. Hasta 5 personas llegué a ver.
Y 4. que el tendido eléctrico....
... en serio ¡mirad!

Después de instalarnos y llamar a casa para decir que ya estábamos en otro mundo decidimos salir a tener una primera toma de contacto con la ciudad, pero ¿que es lo primero que hago antes de visitar una ciudad? CLAAAAROOO conseguir un mapa.

Por cierto, sigue diluviando, el mapa se moja, la cámara de fotos se moja, nosotras nos mojamos y ellos...siguen el ritmo de su vida como si nada.                     

Según el mapa teníamos que encontrar el Lago Hoan Kiem para orientarnos en el centro de Hanoi y saber volver al hotel sin problema (al principio costó un poco, pero lo conseguimos)

El primer paseo fue por el barrio antiguo, es la zona más comercial, calles estrechas llenas de tiendas, de gente para un lado y otro o sentadas en las puertas de los establecimientos en sus mini bancos de plástico, cocinando en fogones o fregando los platos. Varios días durante mi viaje paseé por este barrio y siempre me parecía diferente, ideal para "exploradores urbanos"
 

Entre las horas de vuelo, el cansancio y el cambio horario ya no sabía que día era, si teníamos que merendar, cenar o dormir la siesta pero nuestro estómago decía que había que cenar. Sin complicarnos mucho paramos en uno de los primeros lugares que vimos, pero tuvo buen resultado y mi estreno con los palillos, un show , aunque en seguida me hice con ellos.

Estábamos cansadas pero, ya que había dejado de llover queríamos aprovechar un poco más el paseo y paramos a tomar una cerveza antes de volver al alojamiento.


Fue aquí donde hubo un momento de tensión entre una vendedora ambulante de buñuelos y el camarero del bar. Al parecer la señora de los dulces nos los quería vender a precio de oro (precio de guiri) y el camarero con un gesto nos indicó que no los compráramos, he de decir que no nos apetecía en absoluto después de la cena, pero la insistencia incómoda de la señora casi hace que caigamos. Al hacer caso al camarero dicha señora empezó a hablar sabe Dios qué mientras se marchaba, pero no tenía pinta de ser algo muy bonito. 

Ahora sí, ahora era el momento de irse dormir.
Tempo de Ngoc Son
Mañana seguiríamos disfrutando de Hanoi y aprovecharíamos para planificar las visitas a Sapa y Halong.

¿Habéis estado en Hanoi? ¿Cómo fue vuestra primera impresión?

6 comentarios :

  1. Mi primera vez en Asia coincidió con el monzón en su punto máximo y si! Comprobamos que la vida sigue a pesar de la lluvia... Pero siendo yo gallega, sabía que esto es posible 😉
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Guau!! Un monzón ni más ni menos, aunque bien es cierto que los gallegos también estáis hechos de otra pasta ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
  2. No sabes cómo me alegro no ser el electricista que tenga que reparar esa instalación... :D:D:D Espero ansioso el resto del viaje :)

    saludos
    Antonio - cyfuss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja..desde luego, los asiáticos son de otra pasta

      Eliminar
  3. Cómo bien dices... aunque llueva la vida sigue. Y al fin y al cabo, es agua ¡¡no ácido!!
    Buena toma de contacto con Hanoi, no hay duda. A seguir relatando experiencias en Vietnam!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, pero viviendo en Barcelona que cuando caen 4 gotas se para el mundo me hace pensar que he de aprender mucho de los asiáticos ;-)

      Eliminar