domingo, 21 de febrero de 2016

Hanoi - Templo de la Literatura

"No hables de un sueño, habla de un plan"

Igual que el día de nuestra llegada a la ciudad de Hanoi, nuestro primer día amanecía también con lluvia.


Lo primero que hicimos fue desayunar en el hotel.

¿Quizás pensaron que esto es un desayuno mediterráneo?
Cierto, mi cara no es de mucho entusiasmo por ese desayuno y ni os cuento por ese café. En el post sobre cosas que no se hacer cuando viajo hablaba de mis desayunos viajeros.

El plan para hoy era visitar el Mausoleo de Ho Chi Min, pero resulta que era mal plan dado que hoy era el día en que todos los museos estaban cerrados así que cambio de planes. Después de consultar con los del hotel la mejor opción para hoy (y escuchar como a una pareja se les había fastidiado el plan para la Bahía de Halong por el temporal, algo nada esperanzador para nosotras) decidimos ir al Templo de la Literatura
 A pesar de la lluvia quisimos ir caminando.
Estatua de Ly Thai To 
Jardín Lago Hoan Kien
 
  
Lago Hoan Kien 

Unos 20 minutos, nos dijo alguien, pues de 20 minutos ¡NADA! A nuestro paso de turista curioso que a todo le hace fotos (os recuerdo que era mi primer día en Hanoi y mi primera vez en Asia) ...


... había que añadir la lluvia que hacía que nos resguardáramos cada dos por tres, aunque ellos parecían no enterarse.
Durante el camino también había que sortear por las aceras las motos aparcadas...
... y a los vietnamitas haciendo vida en la calle como cocinando, fregando platos, tomando el té o simplemente viendo la vida pasar en sus banquitos de plástico.

Y ni que decir del tráfico, si por la acera es casi imposible seguir el camino por las motos aparcadas, ni os cuento cruzar una carretera cuando están en movimiento, porque en Vietnam, no hay normas, tu cruzas (o más bien te tiras a la carretera) y ellos te esquivan ¿el truco? caminar con decisión y sin parar, ellos se encargan del resto.
¡¡¡Ah!!! se me olvidaba, en las aceras también llegan los cables del tendido eléctrico que también hay que esquivar.
Pero gracias a esto el camino se hizo ameno y 0 aburrido.

Y por fin llegamos al Templo de la Literatura, unos 2  km después del Lago.

Este Templo se fundó por el emperador Ly Thanh Tong y está consagrado a Confuncio, honra a los hombres de talento literario de Vietnam.
La primera universidad del país se ubicó aquí y en aquella época sólo asistían los nobles de cuna.


Estanque llamado Claridad Celestial
Me dijeron que daba suerte y yo por si acaso froto mi mano



En el próximo post sobre Vietnam os explico como acaba este día por la ciudad de Hanoi.

PD: No entrar con gorro o gorra al Templo.




                                

5 comentarios :

  1. El lugar se ve realmente bonito ese templo y pues era de esperarse en la capital, yo hace no mucho compre unospaquetes de viajes baratos y fui a la ciudad de Zacatecas, México y los templos ahí son muy barrocos, con un arte asombroso, deberias ir.
    SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tendré en cuenta para futuros viajes.
      Gracias ;-)

      Eliminar
  2. Hola Verónica! Me ha gustado mucho tu recorrido, a ver si me animo de una vez a visitar Vietnam!

    ResponderEliminar
  3. No se si me ha gustado más el templo... o el paseo para llegar a él. Y sobre el desayuno, mujer, tenías todo para hacerte un bocadillo de tortilla ;)

    ResponderEliminar