La vida en fotos #Instagram

martes, 30 de mayo de 2017

Filipinas - Isla de Bohol

Colinas de Chocolate, Tarsiers y otras visitas

"Si no vas por todas, no vayas"


Desde agosto del año anterior al mes de febrero de 2016 que viajé a Filipinas, estuve preparando el viaje. Sí, sabía que era lugar de mar y playa pero no tenía muy claro qué me iba a encontrar, es Asia, pero según decían un Asia diferente.


Primero os quiero explicar mi viaje hasta Manila un tanto ... ¿extraño? ¿cahótico? Bueno, en mi linea supongo.

Tras 12 horas de vuelo desde Barcelona llegamos a Singapur. Me toca el asiento detrás de todo, y no se me ocurre otra cosa que guardar la cámara detrás del asiento, pensé que en la maleta (mochila) se podía romper o perder y que en los compartimentos del avión se podía ¿perder? en el ¿avión? Salimos tranquilamente, había tiempo para llegar  a la terminal donde salía el próximo avión a Manila, lejísimos que estaba, por cierto. Y cuando llegamos a la nueva terminal, LO QUE ESTÁIS PENSANDO, me doy cuenta que me he dejado la cámara en mi maravilloso lugar (o escondite mejor dicho) del avión. Vuelta a la terminal de origen para preguntar en atención al cliente, que tras media hora de espera aparecen con mi maravillosa cámara de fotos.

Llegada a Manila, a las 13,30h, un calor horrible, más de una hora de espera para taxi, alojamiento en una especie de apartamentos muy cercanos al aeropuerto. Un caos vivido allí, nos atienden tardísmo, no hay papel del baño, no hay wifi (y no sería por los intentos de un señor de conectar un ruter una y otra vez) nos quiere cobrar una señora en la misma habitación sin recibo, ...parecíamos dos títeres sin cabeza de un lado a otro. Sobre las 18h de la tarde salimos por la zona a un restaurante con wifi, avisamos a todos que hemos llegado bien y nos vamos a dormir, cama horrible pero caemos en coma. Sobre las horas intempestivas de las 20.30h de la noche nos pican a la puerta, para traernos el pu*** wifi ¿¿¿¿en serio???? evidentemente pasamos del tema.

El 17 de enero de 2016 salía nuestro avión a Bohol. Tras facturar maletas, un café con calma pensando que estamos en zona de embarque, pero no, de nuevo otra excursión por un aeropuerto hasta llegar a la puerta que además no era la inicial.

Por fin empezaba el viaje una vez aterrizada en el aeropuerto mas pequeño que he visto en mi vida, casi que podemos ir nosotras a buscar nuestras mochilas al "maletero" del avión, llegamos a Tagbilaran (nombre que viene de dos palabras refugio y oculto)

Nada mas salir hay muchas mini furgos, modernas he de decir tras viajar a Camboya, después de un café (sí, otro) y negociar un chófer que junto a su hijo pequeño nos acompañaría todo el día, empieza nuestra ruta.
Seguiríamos durante todo el día la carretera nacional hasta Panglao donde teníamos el hotel pasando antes por Loboc.
 
No entiendo como pueden ver por  aquí

1. Parada de 10 minutos en la estatua Black Treat, Pacto de Sangre.
Conmemora el tratado de paz entre el explorador español Miguel López de Legazpi y el boholano Rajah Sikatuna firmado en Marzo de 1565 con una taza de sangre del otro. Sí, yo puse la misa cara que vosotros ahora mismo ¡argg!

2. Parada a una granja de serpientes previo pago, donde la tracción máxima de este lugar es que te pongan una serpiente gigante encima para hacerte fotos. No volvería.

No hay muchas serpientes y además se encuentran enjauladas en su mayoría.

3. Vista a la reserva de Tarsieros, previo pago de entrada al mini bosque, acorde con el tamaño de estos pequeños monos de ojos grandes.  
Estos pequeños primates del tamaño de una mano pueden saltar 5 metros y girar la cabeza casi 360º, cual niña del exorcista.
Varios guías nos indican donde se encuentran los pocos ejemplares que habitan esta pequeña reserva ya que se encuentran en peligro de extinción.
Estos guías nos enseñan el entorno de forma silenciosa, respetándolo y sin grandes grupos de turistas.
Constantemente nos recuerdan que hay que guardar silencio y no acercarse demasiado a los Tarseros.
Aún así hay gente que no capta la idea. Por favor RESPETO, estamos invadiendo su casa.

4. La próxima parada fue en Loboc, para hacer la super guirilada de excursión en barco por el río Loboc.
Sobre las 12h te dan de comer en bufé libre (que entra con el tique del barco) pero no de beber, que esto ya hay que pagarlo. 
El paseo dura aproximadamente una hora con música en directo y alguna actuación que otra de bailes típicos durante el recorrido. 
Nada del otro mundo, actividad cara y nada sorprendente.


5. Ni os digo la absurda parada a los puentes de bambú creado y utilizado por indígenas.
Hay que pagar para pasar por un puente que te lleva a 4 tiendas de souvenir y volver por otro al punto inicial.

6. Por fin el día acababa con algo mucho mas interesante llegando al Parque Natural de las Colinas de Chocolate.
Hay varias actividades, nos animamos a hacer la tirolina en bici, que hay que pagar a parte de la entrada al parque. Tras subir muchas escaleras, subes a la bici y tira pa'lante, si el día es bueno hay unas preciosas vistas a las que no puedes hacer fotos ya que no te dejan subir con cámara, ellos ya se encargan de hacértelas y pagarlas tu luego, claro.

Tras la divertida actividad (esta vez no es ironía) subimos al mirador del parque, pero no sería allí arriba donde encontraríamos un buen atardecer.
Bajamos al aparcamiento del parque, donde también hay que pagar (si no os molesta caminar un poco dejar el coche más abajo) 

Vuelta al hotel que recomiendo en un click , 2 horas en coche hasta Panglao, con parada de extrema necesidad, me hago muuucho pis y no llego 😅

El balance del primer día podría decirse que era ... regular, tuve la sensación de que había que pagar por todo y que nada me había sido demasiado interesante.

¿Alguien con la misma experiencia que yo en su primer día en Filipinas?


postimage

6 comentarios :

  1. Gracias por el artículo y por las fotos. Incluso lo que no te parece interesante a ti resulta super exótico, una experiencia envidiable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja...cierto, la verdad que fue un día muy divertido y la primera vez en un país es todo nuevo así que en realidad no estuvo tan mal

      Eliminar
  2. Que imagines tan bonitas, espero poder realizar algun dia un viaje asi, me encantaria ir a ver todo eso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que finalemnte se pude. Todo querer es poder.
      Muchas gracias por el comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No he estado en Filipinas. Solo sé de estas islas que fueron una colonia española. Y que la mujer del Jefe de Estado de hace 20 años tenía como 3000 pares de zapatos. Espero que el resto del viaje vaya mejor. De momento, muchas ganas de ir no me han entrado, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo cierto jajaja.
      Por suerte todo cambia durante el viaje y se convierte en una colección de imágenes preciosas

      Eliminar