sábado, 21 de febrero de 2015

ROMA - día 4

Museos, vistas y Fontana di Trevi

"Viajar es mucho más que ver cosas, es un cambio profundo y permanente de las ideas de la vida" Miriam Beard


Hoy tocaba mañana de museo, llegamos en unos 15 minutos al Museo Capitolino desde nuestro alojamiento.
El museo se compone de dos edificios, el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, en la plaza  Campidoglio.
Como sabéis (y si no sois de museos os lo digo yo) te suelen obligar a dejar los bolsos en un guardarropía o taquilla, éste no podía ser menos y así lo hicimos, la cosa es que para ir de un edificio a otro del museo hay que volver a salir a la calle y nuestra duda era "¿cogemos los bolsos? ¿podremos volver a entrar a por ellos?" "vamos a preguntar a este chico tan mono de seguridad, a ver qué hacemos" pues creo que hasta en 4 idiomas le preguntamos (español, inglés, italiano y alguno que inventamos) pero nada, no nos entendía, así que pasamos de su cara (con la expresión de "éstas me están hablando en latín antiguo" ) y nos fuimos de una sala a otra, saliendo y entrando casi a nuestro libre albedrío. Nos gusta el riesgo, que le vamos hacer.

Vistas de Roma y el Foro Romano desde una de las salas del museo.

Si una cosa me gusta cuando viajo (además de visitar iglesias sin ninguna razón consciente) es subir a todo edificio que tenga mirador, aunque a veces el precio de estos miradores sobrepasa el presupuesto y decido no subir. En esta ocasión, aunque a Laura parecía que no le apetecía mucho su cariño por mi (y mi decisión firme) hizo no pensárselo mucho y subimos al edificio  Il Vitoriano

Después de comer en algún sitio que no recuerdo (por lo que quizás fue picar algo en cualquier parte) tocaba el "guiri point". Paseando, paseando...
...llegamos a la Fontana de Trevi.
Me impactó, no sólo por su grandeza si no por su arquitectura, cómo aparece de la nada, entre calles, una pena que la multitud de turistas con el típico ritual de tiro monedita y pido deseo (que por supuesto no hice) haga que no se aprecie su belleza.

Estábamos en la zona más céntrica de Roma, o la más concurrida o la más turística, de eso no había duda. Caminando llegamos a la escalinata más famosa La Plaza España, las fotos hablan por si solas.
Las escaleras ni se veían.

No había mucho más que hacer por allí...Bueno sí, comer un helado.


PD: NO LLOVIÓ Y YO CON EL PARAGUAS

4 comentarios :

  1. Me perdí la visita al Museo Capitolino cuando conoci Roma y ahora que veo tus imágenes me arrepiento de no haber estado allí. Imponentes panorámicas de la ciudad, ni hablar de las joyas artísticas que pueden encontrarse. Gracias por compartilo Veronica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy mucho de museos pero hay algunos que intento no perdeme

      Eliminar
  2. Muy bonito post. A mí todo lo de la historia antigüa me fascina, y el foro romano me parece algo impresionante. con un poco de imaginación se puede ver a los romanos con sus túnicas paseando por él.

    ResponderEliminar