La vida en fotos #Instagram

martes, 3 de marzo de 2015

Nos vamos de camping - viajar con niños

¡¡NOS VAMOS DE CAMPING!!


Hace muchos años, cuando la gente me decía que se iba de camping, mi cabeza se llenaba horrorizada de imágenes: filas de tiendas apilonadas al sol, lavabos colapsados (en todos los sentidos), hordas de jóvenes cuya ocupación era beber y gritar... Vaya, el sueño de cualquiera.
Pero por suerte, hace mucho que descubrí que la realidad campista puede ser muy diferente, y que es una opción más que recomendable para escapadas y vacaciones, sobre todo en familia.
¿Y por qué un camping es una buena opción para viajar en familia? Por muchos y diversos motivos, los principales para mi son:
-   Un camping te da la posibilidad de disfrutar de las zonas y servicios comunes que los apartamentos no tienen (grandes piscinas, parques, animación) y de hacer vida social con otros padres y niños (si os apetece) sin las limitaciones de un hotel, ya que suelen ser espacios más abiertos, en naturaleza y, en general, más tranquilos.
-     Money, Money: seamos realistas, un camping de alta categoría en una maravillosa cala en agosto te va a costar lo mismo o más que un hotel o un apartamento. Pero para eso existen los campings de montaña y las escapaditas fuera de temporada (yo sólo puedo coger vacaciones en agosto, pero los fines de semana o puentes en Junio y Septiembre son ideales para disfrutar de los campings de playa)
-   Comodidad: tener una cocinita, con una pequeña nevera y dos fuegos es un lujo que sólo unos padres saben apreciar. Te va a dar la libertad y tranquilidad de hacer tus propias comidas (sin el horror de los buffets de hotel) y el ahorro de no tener que estar siempre comiendo y cenando fuera. Lo mismo con el hecho de tener un pequeño saloncito, donde puedan jugar y no sólo un dormitorio, cómo en los hoteles.
Esto, además, por las noches permite el que los peques cenen antes, y, una vez en la cama, poder disfrutar en pareja de ese vinito que teníais reservado mientras cenáis tranquilamente… o lo que surja... (guiño, guiño)

Este año tenemos previsto visitar algunos más, pero por ahora, estos son dos de los que nos hemos alojado en tribu y más nos han gustado:

EL DELFÍN VERDE

Que no os eche para atrás el tamaño de este camping. De hecho, para mí, la gran cualidad de El Delfín Verde es que, pese a lo grande que es, nunca tienes la sensación de estar en un mega complejo turístico.
La estratégica situación de los bungalows (muy cómodos y bien equipados) en pequeñas urbanizaciones, hace que parezcan  pequeños pueblecitos, con sus parcelas de césped delante de las casitas y callejuelas peatonales.
Un supermercado enorme y con precios ajustados, un montón de restaurantes, parques para todas las edades y una enorme piscina harán que no dejes el camping para nada.
Si a esto le sumamos un equipo de jóvenes y simpáticos animadores, que tienen entretenidos todo el día a grandes y pequeños con actividades y espectáculos, nos dan la receta perfecta para pasar unos días de relax y diversión, sobre todo si vais con niños (el que diga aquí un solo “me aburro” no tiene perdón).

Sobre los alrededores... aunque el camping se halla en plena Costa Brava, y a sólo 15 minutos de Torroella de Montgrí (Gerona), hay tanto por hacer y disfrutar en el camping que no hemos salido de él en ninguna de las escapadas que hemos hecho allí.

Este no sería un camping súper económico, pero fuera de temporada alta, la relación calidad-precio es excelente.

* PLUS BEBÉ: el camping ofrece un servicio de alquiler de cunas con un pago único de 10€, independientemente de los días que la utilices.

LES MEDES

Visitamos este pequeño y encantador camping familiar, situado muy cerquita de L’Estartit (Gerona), totalmente fuera de temporada (un 1 de Noviembre), y aún así lo disfrutamos mucho. Viendo sus equipamientos, en verano debe ser una maravilla.
Aunque en la web oferten bungalows, son en realidad pequeños apartamentos y estudios en un edificio de dos plantas. El que nosotros cogimos para dos personas es muy básico, con sólo un ambiente, pero suficiente para pasar un par de días.

Aunque el camping en si no es muy grande, está bien equipado, con zona deportiva, parque infantil, una piscina exterior muy bonita y (aquí viene lo mejor), una piscina climatizada interior, abierta de septiembre a junio, ideal para aprovechar las temporadas bajas y para familias viajeras con bebés o niños pequeños.
El supermercado es muy pequeño y básico, pero a pocos minutos en coche, podéis encontrar grandes supermercados. Sobre la animación no puedo opinar, porque al ser temporada baja, no había.

Sobre los precios, como en toda la Costa Brava, en Agosto se dispara, (eso si, sin llegar a las cantidades de otros campings de la zona). El resto del año, y sobre todo en temporada baja, los precios son muy competitivos.

En resumen, es un camping “bombonera”, pequeño y encantador, ideal para familias, al que tengo muchas ganas de volver con calorcito para poder disfrutarlo a tope.

* PLUS BEBÉ: En la piscina infantil hay juegos de agua y en verano colocan un  toldo, para que haya zonas sombras en las horas de más calor!

Por ahora esto es todo. En próximos posts, os iré detallando nuestras experiencias campistas, esta vez en montaña e interior. Hasta entonces, preparad vuestras mochilas y… ¡A DISFRUTAR FAMILIA!

Elena

No hay comentarios :

Publicar un comentario