La vida en fotos #Instagram

domingo, 29 de marzo de 2015

Al limite - MADRID

Quedada viajeros

¿Todo pasa por casualidad?


En el post de hoy os quiero hablar de mi ultima escapada a Madrid y de la que volví con muy buen sabor de boca.
Esta vez el objetivo del viaje no era turístico si no conocer a otros viajeros de diferentes puntos de España. Bueno más bien ponerles cara ya que virtualmente nos conocíamos (vía facebook, watsup ...)
Por casualidad llegué al grupo que organizaba esta escapada y acepté casi sin pensar aunque tengo que reconocer que, quizá podría ser algo arriesgado pero ¿que era lo peor que podía pasar? ¿que no congeniáramos? tampoco era tan grave así que ahí me veía en un avión Barcelona -  Madrid el viernes 20 de marzo de 2015. Una cosa estaba segura, sería un fin de semana especial, para bien o para mal.

Las chicas que veníamos de fuera nos alojamos juntas en un Hostel en el barrio de Malasaña.

  
Atención a la pizarra que dio mucho juego

Primer encuentro con las chicas de Bilbao, comimos algo y como la tarde no acompañaba (sí, sí, llovía, ya no es nuevo para mí) nos fuimos al Hostel a dormir un rato la siesta. Mientras, va llegando a la capital el chico de Lérida. A Velocidad de crucero se planta en Madrid (sale a la misma hora que yo y casi llega antes) Se da un paseo por el centro y viene en nuestra busca.
Al salir nos topamos con nuestra chica andaluza, que sólo le da tiempo a subir la maleta y ya somos 5. Mientras esperamos a la extremeña del grupo nos vamos a tomar algo, sin antes hacérselo saber.
Sí, lo leyó.
Llegamos a la playa del el barrio de Malasaña (habéis leído bien) El lugar se llamaba Ojalá ¿quizás por lo de ojalá haya playa en Madrid? Quien sabe.
Con chiringuito, como debe ser en una playa
Siguiente parada en un bar conocido por una de nosotras, sólo nos tubo que decir que ponían buenas tapas y no hizo falta nada más. Allí estábamos 5 personas que nos acabábamos de conocer pero ¿quien lo hubiera dicho? La timidez empezaba a desaparecer y las conversaciones serias empezaban a convertirse en bromas.

Aun faltaba gente por unirse a notros, ellos venga llamarnos, nosotros a lo nuestro (a tapear) y de casualidad, con todos los bares que hay en Malasaña, los dos madrileños del grupo, entran en el nuestro, con toda la gente que había en el bar, se dirigen al fondo, hacia nosotros y nos encontramos.

Hora de cenar, en el restaurante aparecen nuestra chica madrileña y la extremeña.
En la cena ya se empiezan a hablar de viajes, los realizados y los que nos quedan por hacer, me abstraigo del grupo un segundo y mi cabeza me dice que aquello funciona, que la noche va para largo. Y así fue.

Al día siguiente dos bajas para el desayuno. El resto le habíamos cogido el gustillo a la pizarra y no nos pudimos resistir a dejar otro mensaje en ella.

Diluvia pero no es problema, una vez todas listas de nuevo nos juntamos unos cuantos y nos vamos al Mercado San Miguel.

Posteriormente búsqueda de lugar típico para bocata de calamares, al final no fue tan típico, pero nos dio igual.
Confieso que pensé que no me iba a gustar ME EQUIVOQUÉ.

Café en el centro

Y torrija en La casa de las Torrijas.
Entrar en este bar es como entrar en una máquina del tiempo hacia el pasado, quizá ahí está el encanto y la torrija un placer para el paladar.

De nuevo de tapas, cena y a dormir, bueno, la noche volvió a alargarse y sólo me da tiempo a llegar al Hostel, coger furgoneta a aeropuerto y avión de 7.30h a Barcelona, si, daba mucha pena, todos acostándose y yo dirección aeropuerto.

Aunque no lo parezca, el objetivo del viaje a Madrid no fue "No parar de comer" si no conocernos. Quizá no haya sabido transmitir la buena sensación de esta quedada, sólo decir que me dolía la mandíbula de reír, que no sentí que estuviera entre extraños y que volvimos a nuestros destinos con planes de viajar juntos y con fecha para la próxima quedada.



PD: El motivo de por qué el grupo nos hacemos llamar  "al limite" es un secreto que quizá desvele en otro momento. 

     

3 comentarios :

  1. Verooooo m,encanta!!....jejeje....Lo acabo de ver. Eres tan genial como ese finde de Marzo, que no de Mayo...jejeje....Nos vemos muy pronto. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Anda que no lo pasasteis bien. Esos encuentros suelen ser muy divertidos y peligrosos porque siempre descubres lugares donde ir o secretos que descubrir que se te han pasado en algún viaje anterior.

    Saludos viajeros

    ResponderEliminar