domingo, 3 de noviembre de 2013

EL VIAJE DE FIN DE CURSO

" Una vez que el bicho de los viajes te pica no hay antídoto conocido, y sería feliz infectado hasta el final de mi vida " Michael Palin


Italia es un país que me fascina, hay arte por todas partes y cualquier lugar tiene un encanto especial.
Quizás este pensamiento vine influenciado porque la primera vez que visité este país fue en un viaje muy especial y a veces, el lugar que visitas tiene más o menos encanto según la experiencia que allí has vivido.

Era Marzo de 1999 cuando viajaba a Italia por primera vez. Era el viaje de fin de curso del instituto y realmente, entre los pocos destinos a elegir (que ni recuerdo) voté Italia por su cercanía, su clima similar al de España y, por qué no decirlo, era un destino económico. 

Antes de seguir con la experiencia, quería dedicar el post a Mari, ya que, gracias a éste viaje, aunque nos conocíamos de vernos por el instituto, pude conocerla en otras facetas y nos dimos cuenta de lo mucho que teníamos en común y poco a poco se fue convirtiendo en una de las personas más especiales que conozco.

Era una tarde de Marzo de 1999 cuando el autocar salía de Hospitalet de Llobregat destino a Italia. El viaje era nocturno, imagino que los "profes" decidieron este horario por que pensaron, " así duermen todo el viaje" Que idea tan equivocada, como era de esperar, al menos para nosotros, en ese viaje de aproximademante 15 horas hubo de todo menos sueño.
Durante el viaje ya se formaron los grupos. El mío, aunque eramos muy diferentes entre nosotros nos acoplamos de tal manera que ya no hubo manera que nadie nos separara ni que nadie entrara en él, de hecho una noche, entre confidencias y risas nos quedamos los 9 dormidos entre dos camas, vestidos y colocados como fichas del tetris
La primera parada fue en Pisa
Sí, todos sabemos que la Torre de Pisa está torcida, pero cuando la ves, IMPRESIONA


La primera vez que uno viaja a Italia, una de las ciudades en las que piensa que visitará es Roma, pero no sería en esta ocasión cuando visitaría esa ciudad. Otras dos ciudades de visita obligada son Florencia y Venecia.
Para mí, junto con otra ciudad que presentaré en futuros blogs, Florencia me pareció una de las ciudades más especiales que he visto nunca.  No tiene comparción con Venecia ya que, a mi parecer, no tienen nada que ver, pero por ahora me quedo con Florencia como una de mis ciudades favoritas


En Florencia, mires donde mires, hay arte, aunque no se sea un entendido en el tema, su belleza te encandila. Allí visitamos su Catedral  y PONTE VECCHIO, que creo que es la "calle" más transitada de la ciudad, está llena de tiendas y de joyerías, que para un grupo de adolescentes no es que fuera muy atractivo. También fuimos a visitar el PALAZZO PITI. Tengo que recordar que en el año '99 no había moviles con cámara de fotos ni cámaras digitales por lo que allí íbamos con nuestras cámaras de carrete y como no, con carretes nuevos para cuando se acabase uno poderlo cambiar. Una chica del grupo, durante la visita al Palaccio desaparece, hasta que nos dimos cuenta que estaba en uno de los jardines, con todo lo de su mochila fuera buscando un carrete de fotos, OH!! el pánico la invadió cuando no encontraba un carrete nuevo que traía de España para cambiarlo y poder hacer más fotos...como si en Italia no se pudieran comprar carretes de fotos...Estas cosas son las que pasan en los primeros viajes, que te llevas la casa a cuestas como si allí donde vas no se pudiera comprar lo que necesitas.


Cuando llegué a Venecia lo supe, ME IBA A MORIR DE FRÍO. Aunque nos hizo un día espectacular, en la visita a esta ciudad se notaba mucho la humedad de los canales, humedad que dejan huella también en sus edificios. Es una ciudad que quien la visita no se va de allí indiferente. Tiene un encanto especial, sólo el hecho de vivir en el agua ya implica algo sorprendente, taxis y autobuses acuáticos, las típicas góndolas, calles separadas por agua y no por carreteras o aceras...Es una ciudad difícil de describir, hay que visitarla .

También hubo un par de visitas fugaces como fue la de Bolonia 


Apenas pudimos ver la ciudad del chaparrón que nos cayó. Algo que ya no me sorprende, me llueve en todos los viajes. 

Y la romántica Verona.


Tocaba ya volver a Barcelona después de una semana de visitas, risas, anécdotas. El viaje de vuelta ya no fue como la ida, estábamos todos tan cansados que dormimos practicamente todo el viaje

¿Como fue vuestro viaje de fin de curso?




6 comentarios :

  1. Mi viaje de fin de curso fue al Algarve ;)
    En Italia hice el Interrail y como tu dices las experiencias que vives en cada sitio marcan mucho!!
    En mi caso tanto que volví al año siguiente para quedarme y ahora siempre que puedo me escapo ;)
    Me ha traído muy buenos recuerdo leer tu post!
    Saludos viajeros ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Italia es especial.
      Me alegro que te haya traído buenos recuerdos el post.

      Eliminar
  2. Los viajes de fin de cursos siempre son especiales, sobretodo si son a países como Italia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si. Es como hacerse mayor jijiji

      Eliminar
  3. Ay, ¡justo acabo de regresas de Italia y me he paseado bajo la torre de Pisa! También me encanta Italia, aunque tengo pendiente Venecia :) tu post se parece mucho al mío de Praga, en mi caso mi viaje de estudios, primer destino al extranjero con amigos y donde me picó el bichito de la fiebre viajera... Un abrazo de la cosmopolilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también fue mi primera vez fuera en el extranjero, los viajes de estudios son una experiencia la verdad.
      Saludos

      Eliminar