sábado, 16 de mayo de 2015

Primer paseo por La Habana II

"Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía" José Vasconcelos

Después de recorrer La Plaza Vieja por los cuatro costados (leer primera parte de este paseo aquí) nos dirigimos a la tercera del cuarteto de plazas, Plaza San Francisco de Asís. 
Fuente de los leones
En esta plaza se encuentra una iglesia-convento que en la actualidad es un museo de arte religioso y sala de conciertos.


La plaza era el principal muelle de carga y descarga de galeones españoles, atracaban en el muelle en su pasaje de las Indias hasta España, pero esto era en el SXVI. También fue utilizada para el mercado de la ciudad, los monjes de la iglesia se quejaron del ruido y se trasladó a la Plaza Vieja.
En 1990 se restauró y quedó como la vemos ahora.
Santeras
Después de comer en el Café Lamparilla (muy bueno, platos abundantes y económico) cerca de la Plaza...

... subimos al campanario de la iglesia.
Sala de conciertos

  
Lonja de comercio
A la izquierda se observa la Catedral Ortodoxa rusa Nuestra Señora de Kazán


A los alrededores de esta plaza se encuentra el museo del ron al que no entramos, quizá en otra ocasión (no recuerdo con exactitud por qué no fue en ésta)


Finalizamos el recurrido de las 4 plazas en la más nueva,  La Plaza de la Catedral

Su iglesia sigue en funcionamiento religioso pero no pudimos visitar por estar fuera de horario.
Santeras

Ya era la hora del mojito (de hecho hace rato) y como buenas turistas tocaba ir a La Bodeguita del medio que, por cierto, no había forma de encontrar, así que como de costumbre en estos casos, guardamos el mapa en la mochila y nos pusimos a callejear hasta que la encontramos.

Aparentemente no parece un local muy grande, pero tiene un salón interior. Lo que hace especial este lugar es la cantidad de escritos propios del local y los que los visitantes plasman en sus paredes no dejando espacio alguno por lo que cada cierto tiempo son pintadas y vuelta a empezar .


Así lo hicimos.
Camino al Floridita
Daikiri


Al salir del Floridita ya era de noche, decidimos acercarnos al Malecón, al barrio del Vedado concretamente. Llegamos allí en Bici Taxi, que por cierto, no era caro, pero nada rápido y tardamos en llegar al Malecón casi lo mismo que andando, pero menos cansado.

Una vez en la zona cenamos en un lugar sin demasiado interés. No parecía que había mucho ambiente y me extrañaba, pero al salir de cenar las calles estaban llenas de gente que iban a los locales de música de la zona, nuestro atuendo de estar todo el día caminando por la ciudad y nuestro cansancio no nos permitió entrar en ninguno de ellos. Decidimos volver a la casa en taxi, NO EN MAQUINA (si no has leído el post anterior no sabrás de lo que hablo)

A los pocos minutos de subir al coche, el taxista, cubano tamaño XXL (gigante) se para a un lado de la carretera y sin mediar palabra sale del coche, abre el capó, toca algo utilizando el móvil a modo de linterna y arrancamos de nuevo. No pude resistir preguntar si todo iba bien, su respuesta fue " sí, claro, se soltó un cable del embrague pero ya está " (leer con acento cubano) daría lo que fuera por ver mi cara en ese momento,  mezcla de asombro, admiración y de pronto pensé en lo que me cobraba mi mecánico por averías seguro más sencillas.  Aunque en algún momento tuve dudas si el coche llegaría a casa, sin problemas dormimos en Casa Idelisa (señas en el post antrior)

La ciudad estaba casi toda en obras por lo que en momentos se hizo difícil pasear por ella, pero el balance de este primer paseo por la Habana y primer día en Cuba era positivo, música por todas partes, en las calles, en los coches, en los bares, se te contagia la alegría de los lugareños, su forma de vida sencilla pero a la vez complicada y con ganas de seguir conociendo esta ciudad



 

10 comentarios :

  1. Como prometí sigo leyendo tus posts de Cuba, ya espero el siguiente, saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Aquí seguiremos contando hstorias

      Eliminar
  2. Que interesante itinerario por la Habana. Hace tiempo que tengo ganas de conocerla así que cuando lo haga ya se donde encontrar posts inspiradores para diseñar el viaje.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me enamoró nada más pisar la ciudad.

      Eliminar
  3. Parece un lugar con mucho sabor. El cafe lamparilla me ha encantado :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena descripción, desde luego una ciudad con mucho sabor. Gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Sigo conociendo Cuba con tus post :)
    Qué ganas de ir , me encantan las fotos!
    Gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar. En unas semanas más sobre Cuba.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Muchísimas ganas de conocer esta ciudad!!!
    Gracias por acercárnosla aquí
    GranPumuki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace ni un año que fui y tengo unas ganas locas de volver. De hecho ya volví a España con esas ganas.

      Eliminar